Musica

jueves, 16 de abril de 2015

Imitar la Bondad de Elohim

Nos perfeccionamos a nosotros mismos utilizando nuestro libre albedrío para asemejarnos a Elohim. Si bien el acto básico de utilizar nuestro libre albedrio nos asemeja a Elohim (Ver Nefesh HaJaim 1:1-3), también nos asemejamos a Él al actuar de manera similar a como Él actúa, el Dador perfecto. Elohim es infinito y no necesita nada de este mundo. Toda la creación es un acto altruista de amor y bondad. Así como Elohim es un Dador, nosotros también nos esforzamos por volvernos dadores.  Por esta razón, los actos de bondad son fundamentales para la vida judía.

1. Rambam (Maimónides), Sefer HaMitzvot, Mitzvá Positiva Número 8 – Ser como Elohim implica incorporar a nuestra personalidad Sus cualidades de carácter – la compasión, la gentileza y la rectitud.

Estamos obligados a semejarnos a Elohim en la medida de nuestras posibilidades, como está escrito: "Seguirás Sus caminos" (Devarim 28)…así como Elohim es compasivo, tú también debes ser compasivo. Así como Elohim es gentil, tú también debes ser gentil con los demás.

Al imitar los atributos de bondad de Elohim nos acercamos más a Él.

2. Devarim 13:5 con Rashi – Logramos apegarnos a Elohim a través de los actos de bondad.

Sigan al Eterno su Elohim… y apéguense a Él.

Rashi: "Apéguense a Él" – [esto significa:] apegarse a Sus atributos: hacer el bien a los demás, enterrar al muerto y visitar al enfermo, tal como lo hace Elohim.

Por lo tanto, desarrollar la cualidad de la bondad es considerado uno de los propósitos primordiales de nuestra existencia.

3. Rabenu Ionah, Shaarei Teshuvá (Las Puertas del Arrepentimiento) 3:13 – Una de las tareas primordiales de la persona es realizar un esfuerzo completo para ayudar a los demás.

Uno está obligado a trabajar duro y esforzarse hasta las profundidades de su propia alma en beneficio de su prójimo, ya sea una persona rica o pobre. Ésta es una de las cosas más importantes y cruciales que se le piden a la persona.

 La Providencia Divina

Nos parecemos más a Elohim al incorporar Sus cualidades a nuestras personalidades. Sin embargo, la gran variedad de personalidades humanas y de circunstancias de vida crean diversos desafíos individuales a nuestra obligación de imitar a Elohim. Para asegurar que todos tengamos las máximas oportunidades de cumplir con el propósito de la vida, el judaísmo dice que Elohim dirige perfectamente todos los eventos e influencias en nuestras vidas.

1. Rab Aryeh Kaplan, Manual de Pensamiento Judío, Volumen 2, 19:3 – Todas las cosas creadas existen sólo para el bien del hombre y para servir como un medio en el cual Elohim puede guiarlo.

Elohim creó este planeta y todo lo que hay en él para el hombre. Como resultado, Su providencia se extiende al hombre de una manera muy particular e individual. Cada acto del hombre es sopesado, cada cabello es medido y cada magulladura es contada, llevando al hombre hacia el destino para el cual nació.


·         La vida hebrea es bella, profunda y guiada por un propósito: perfeccionar nuestro cuerpo y nuestra alma y formar una relación cercana con Elohim.

Elohim nos dio tanto un cuerpo como un alma, y por lo tanto tenemos libre albedrío para elegir qué aspecto de nuestro ser desarrollar, Cuando utilizamos correctamente nuestro libre albedrío –para desarrollar nuestro lado espiritual- entonces podemos ganarnos nuestra perfección y acercarnos a Elohim.

·         Hablando de manera práctica, este auto perfeccionamiento se logra dándole forma a nuestra personalidad y a nuestros actos para ser como Elohim, Quien es el Dador perfecto. Por esta razón, los actos de bondad son fundamentales para la vida judía.

·         Para asegurar que todos tengamos las máximas oportunidades para cumplir con el propósito de la vida, Elohim dirige perfectamente los eventos y las influencias en nuestras vidas. Entonces Él nos da la capacidad de elegir cómo responder y de esta manera ganarnos nuestra perfección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario