Musica

miércoles, 22 de mayo de 2013

El dogmatismo

Shalon Javerim:


El dogmatismo es un modo de funcionamiento cognitivo totalmente contrapuesto al modo científico de conocer la realidad. Se expresa en la tendencia a sostener que los propios conocimientos y formulaciones son verdades incontrovertibles. Para el dogmático, la doctrina que sostiene escapa a cualquier discusi6n. Con ella valora los hechos a priori de la observaci6n de los mismos, y plantea soluciones aplicando a ciegas y mecánicamente los principios doctrinales.

Como el dogmatismo conduce a una mentalidad cerrada, solo se pueden ver de la realidad aquellos aspectos o elementos que coinciden con el «esquema incuestionable» de interpretación de la realidad. En algunos casos, se sustituye sin mas la observación de la realidad con la simple recurrencia a los «conceptos sagrados» de la doctrina (que reviste la forma de dogma). El dogmático siempre apela al «deposito» de los conocimientos adquiridos, a los que considera como verdades consagradas e indiscutibles.

Además, por su estructura mental y caracterial, el dogmático es sectario: no entiende ni tolera a quienes no pertenecen a su secta, con prescindencia, mas o menos total, de la verdad que puede haber en las argumentaciones y razonamientos de «Los otros».

Puede decirse, por consiguiente, que el dogmático no razona, de ahí que no responda con argumentos, datos, hechos, sino que recurra al fácil expediente de poner etiquetas, descalificando todo lo que no pertenece a su secta.

Aquí aparece su otra característica: la propensión excomulgadora (extra ecclesia non est sa/ut fuera de la iglesia no hay salvación). Fuerte o suave, en el dogmático siempre flota un olor a nauseabunda inquisición.

Todo esto adquiere un carácter tragicómico cuando el dogmático -que es inepto e inapto para el trabajo intelectual- tiene la osadía de darse aires de intelectual.

Seguro en la ignorancia, segrega de su castración juicios definitorios.

Además, cuando el sectario es de izquierda, se siente la vanguardia (de ordinaria no tiene retaguardia, salvo los tres o cuatro seguidores de su secta).

Como el sectario es la vanguardia, todo lo anterior esta superado. Estos son los dogmáticos «paletos»: quieren estar a la vuelta de todo sin haber ido nunca a ninguna parte. Piensan que con ellos comienza la historia. Si el sectario es de derechas, por 1o común está condenando toda

 la perdición del presente, al tiempo que propugna el retorno al pasado, que valora y mitifica.

Cuanto se lleva dicho basta para comprender que el dogmatismo es lo mas lejano a la actitud científica, pues para la ciencia las verdades son parciales y siempre sujetas a corrección. El dogmatismo no tiene apertura a otra cosa que no sean sus dogmas, esquemas y, a veces, los simples slogans o estereotipos configurados en la infancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario